3

Primer paso camisa a medida Sastrería Lounvile

Buenas tardes de nuevo!

El lío que estoy teniendo últimamente no me deja publicar tan seguido, pero aquí volvemos otra vez con un post más puramente de sastrería a través de la sastrería Lounvile, de la que ya os hablé aquí.

Hoy os cuento el primer paso de la camisa a medida que me he decidido a hacer en esta sastrería para ver qué resultado me da. Para esta ocasión no voy a arriegar y voy a optar por un diseño clásico perfectamente ponible en la mayoría de las ocasiones.

En cuanto a la elección de la tela, he de decir que si vas sin idea puedes verte perdido debido a la cantidad de tejidos y diseños que podemos observar en todo rango de precios. Yo en esta ocasión he elegido un tono celeste fil a fil que le va perfecto para toda ocasión.

1

En cuanto al cuello, he elegido un cuello tipo italiano en blanco, para dar contraste al resto del conjunto, y es un detalle que me gusta bastante en camisas de este tipo. También he querido que el puño sea doble, con acabado redondeado, puesto que le estoy cogiendo mucho el gusto a ponerme gemelos y, aunque su uso es más formal, podemos incluirlo en conjuntos más casual en otras ocasiones que así lo requieran.

2

En mi caso, me he decantado por un corte slim de camisa, añadiendo dos pinzas de entalle a la camisa que hacen que ésta se ciña un poco más a nuestro cuerpo, lo que resultará favorecedor a la hora de perfilar nuestro cuerpo, sobre todo acentuará el pecho y espalda.

Siguiendo con la personalización, elegí botones blancos, ya que no quería contraste en ese sentido, y decidí añadirle mis iniciales bordadas (estilo inglés) en el puño, un detalle que me gusta mucho en camisas de doble puño.

3

4

Una vez elegidos todos los detalles, sólo quedaba tomar todas las medidas necesarias para la confección posterior. Se toman diez medidas para cubrir hasta el mínimo detalle, pero aquí solo pongo algunas de ellas en foto.

9 8

76 5

Decir que las medidas no son tomadas en la sastrería y posteriormente enviadas al sastre para que en el taller confeccionen la camisa con todo detalle que hemos especificado y ajustándose al patrón requerido. Cada cliente cuenta con su propia ficha de medidas, que se van actualizando según vayan realizándose los encargos y siempre que haya habido variación, claro está.

En una semana más o menos veréis los resultados.

Espero que os haya gustado, y ya os daré mis impresiones de la camisa final. Seguimos con la semana, y no olvidéis seguirme a traves de Facebook, Instagram y Snapchat para momentos más cotidianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *