Como un club de caballeros @Tom Black

Tom Black y Glenfiddich: Tradición, estilo y pasión.

Hace unas semanas tuve la ocasión de asistir al evento celebrado por la sastrería Tom Black para inaugurar su showroom en Madrid (Calle Segre, 25). Con motivo de esta celebración, la marca de whisky Glenfiddich, el single malt más laureado del mundo, ofrecía una cata de autor a la vez que anunciaba su colaboración con la sastrería para un intento de rejuvenecer su tradicional producto, el whisky de malta.

 

Al inicio de la velada, se ofreció la cata de autor para degustar su whisky de 12, 15 y 18 años. Una experiencia exclusiva de la que pudimos disfrutar los asistentes basada en la quema de las duelas de las barricas de roble americano impregnados en vino de Jerez, y la posterior colocación de los vasos encima de la superficie quemada, produciéndose un ahumado en el vaso, que quedaba impregnado de aroma y notas a jerez. Placer para olfato y paladar a partes iguales.

 

Posteriormente se ofrecieron cocteles basados en su whisky de 12 y 15 años. Especialmente atractivo al paladar me resultó su mezcla con jengibre, que me la guardo para futuras ocasiones.

 

El evento fue sin duda bastante ameno e interactivo enmarcado en un ambiente clásico, elegante y distinguido, abarrotado de gente también elegante y con gustos refinados como s de un club de caballeros se tratase.

 

Pude mantener buenas conversaciones sobre el mercado del whisky con Sergi Quintana, embajador de la marca en España, así como de conocer a los fundadores de la sastrería madrileña y desde hace años también en Sevilla y con vistas a una nueva apertura en otra localidad española.

 

Disfruté bastante la conversación con uno de sus sastres, hablando sobre sus productos, las posibilidades de personalización de las prendas, el proceso y tipo de cliente, así como los diferentes tejidos que utilizan. (Dedicaré una entrada futura para que conozcáis a Tom Black).

Sin duda, gracias a estas colaboraciones uno puede observar la sinergia y conexión que puede existir entre dos mercados diferenciados (alimentación/bebidas y sastrería) pero altamente vinculados gracias al gusto, tradición y clase que hay en el cliente.

 

Os dejo la conexión existente entre los tres productos estrella de Glenfiddich y su relación con Tom Black.

 

GLENFIDDICH 15 AÑOS & TOM BLACK

“La precisión y exactitud presente en cada elaboración”

 

El whisky de malta Glenfiddich 15 años es fruto de un proceso artesanal de mezclas y pasos perfectamente equilibrados y medidos, que solo los maestros saben realizar para conseguir un producto extraordinario y diferente.

Este Single Malt nace mezclando perfectamente las proporciones y cantidades de whisky pertinentes procedentes de tres tipos de barricas (barrica de roble europeo que contuvo jerez, barrica de roble americano que contuvo bourbon y barrica de roble americano nueva). Solo de esta forma, el whisky será perfecto, y el sabor final será exacto al que estipuló el maestro mezclador Brian Kinsman.

La confección de prendas en TOM BLACK se desarrolla de forma artesanal creando un patrón único para cada cliente, cuidando los detalles en cada corte, cada puntada y cada matiz de la prenda. En cada elaboración cuidan con pulcritud hasta el más mínimo detalle, desde costuras, hombreras o entretelados hasta bordados personalizados, pasando por diferentes cruces, botones, cortes en bolsillos, forros o ribetes.

 

GLENFIDDICH 18 AÑOS & TOM BLACK

“La excelencia en las materias primas”

 

El whisky de malta Glenfiddich 18 años es la personificación de una obra de arte hecha whisky, un producto excepcional creado a partir de materias primas exclusivas y excepcionales.

En Glenfiddich 18 años destacan las calidades de las barricas junto con sus diferentes tipos de maderas utilizadas y el tratamiento artesanal que se les da a las mismas. Es un producto tan exclusivo y artesanal que sólo existen 150 barricas para elaborar este gran whisky.

El diseño y la elección de los materiales es una parte fundamental de TOM BLACK solo así pueden asegurar que el producto final se ajuste a la personalidad de cada cliente creando diseños únicos y exclusivos.

 

GLENFIDDICH 21 AÑOS & TOM BLACK

“La innovación continua en los procesos de elaboración heredados”

 

El whisky de malta Glenfiddich 21 años es fruto de una verdadera revolución y espíritu innovador, que solo los expertos saben realizar para conseguir un producto extraordinario y diferente. Algo que también se encuentra en la filosofía TOM BLACK, que desde sus inicios apostaron por crear trajes que marcaran tendencia y vistieran al gentleman de hoy en día.

Gracias a su añejamiento durante 21 años y su acabado de 6 meses a 1 año en barricas de ron oscuro caribeño, da lugar a un whisky de malta original y moderno.

Por último agradecer a Silvia Murias y Patricia Sáez la posibilidad de asistir al evento y a todo el equipo de Tom Black y Glenfiddich por su amabilidad y trato.

PD: Próximamente os hablaré en exclusiva de TOM BLACK, sastrería con gran proyección y que ya se hace hueco en los grandes medios.

Os dejo alguna foto más del evento

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Un comentario en “Tom Black y Glenfiddich: Tradición, estilo y pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *