Marca España, ¿Y por qué no?

Tras un considerable parón, retomo mi blog para traer a debate un tema que está muy de moda ahora y que he reflexionado tras mi experiencia internacional en ciudades como París, y la que estoy teniendo ahora en Londres.

Como supongo que os habrá pasado, al igual que me ha pasado a mí, cuando oyes hablar de París sólo oyes maravillas acerca de la ciudad, y para qué engañarnos, es una ciudad preciosa sí, pero también tiene una serie de detalles que dejan mucho que desear sobre una sociedad tan “refinada y especial como la francesa”. Bien, empezaré por detalles como el hecho de que las papeleras en la calle sean una simple argolla de acero y una bolsa de plástico colgando (imagen inferior), ¿os imagináis eso en Madrid? Impensable, sí. Además del daño paisajístico que supone, no deja de ser una fuente de atracción para ratas y demás animales. Exagerado pensaréis, pues no, lo he visto con mis propios ojos, al igual que estar sentado en una terraza de los campos elíseos y ver un ratón entre las mesas, o verlos por los andenes y vías del metro.

papelera paris

Por otro lado, ¿cómo es eso de que en Francia no hay cadenas de restauración (de comida basura sí que hay) porque consideran que la comida es de mala calidad? ¿Acaso se creen con un gusto más refinado que el resto? Si, se echa de menos algo tipo VIPS.

Esto son solo detalles concretos, así como que te sienten en una mesa con otras dos personas que no conoces, compartiendo agua y pan… ¿En España? Impensable.

Tampoco quiero hacer una crítica salvaje a la sociedad francesa, sino sólo poner unos ejemplos de que en España no hacemos las cosas tan mal, ni mucho menos. ¿Ejemplos? Empecemos.

En primer lugar, la comida. Muy pocas “cocinas” en el mundo (la cantonesa es considerada la mejor del mundo) pueden compararse con la nuestra, en calidad, variedad y sobre todo, precio. Por ser cocina francesa no lleva implícito un plus en el precio. Ellos presumen de vino y queso, y por qué nosotros no lo hacemos cuando el mejor vino y queso del mundo son los españoles. Una curiosidad más, lo que ellos llaman la “tortilla francesa”, es realmente española, y surgió en Cádiz en tiempos de invasión napoleónica.

En segundo lugar, el transporte. Metro de parís equivale a suciedad, antigüedad y mal olor. Tiene una ventaja, mucha frecuencia de paso y velocidad, pero, pensemos en el metro de Madrid, limpieza, modernidad, vanguardia.. ¡vienen del resto del mundo a ver su gestión y a transportarlo a sus respectivos países!

En tercer y último lugar, a fin de no alargarme, la calidez y cercanía de su gente. En ningún otro sitio podemos sentirnos tan en casa como con españoles, con nuestra cercanía, amabilidad, el ”zalero andalu” y por qué no, nuestras ganas de pasarlo bien.

Y es que tenemos la costumbre de ver cómo en este país se alaba lo extranjero y se calla lo nacional, parece que nos da vergüenza presumir de que somos buenos, aunque gracias a facetas como la deportiva algo va surgiendo en positivo. Inventores como Mónico Sánchez, inventor del aparato de rayos X portátil utilizado por Marie Curie en la II Guerra Mundial, y que se codeaba con Edison y Tesla en Estados Unidos, era español sí, y ¿lo conocíais? ¿Por qué tapamos partes brillantes de nuestra historia? ¿Sabéis qué os digo? Que el “typical spanish” debería resurgir y cobrar fuerza.

rayos-x-sanchezAparato de rayos X portatil de Monico Sanchez

 

MÓNICO-12

Y yo pienso, Marca España, ¿Y por qué no?


Dame tu voto en HispaBloggers!

2 comentarios en “Marca España, ¿Y por qué no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *